MASAJE ANTIESTRÉS

Las tensiones de la vida cotidiana a menudo se trasladan al cuerpo en forma de contracturas, dolores, parestesias, exceso o falta de tonicidad, etc.

Beneficios: El masaje antiestrés ayuda a soltar la musculatura bloqueada, relaja las terminaciones nerviosas, desbloquea, activa la circulación y aporta la tonicidad en su punto adecuado. Se trabaja sobre espalda, piernas, brazos y cuello, adaptando las maniobras a las necesidades del estado corporal en ese momento. Utilizando un aceite antiestrés de la máxima calidad para potenciar con la aromaterapia los efectos de las maniobras.

Contraindicaciones: Avise al terapeuta si padece alguna alergia, lesión musculo-esquelética, así como intervenciones quirúrgicas o fracturas recientes.

A %d blogueros les gusta esto: